domingo, 16 de marzo de 2014

Vuelve el Circo, ¿descafeinado?

Qué bueno que viniste!

Marzo. Fin de semana. Australia. Fórmula 1. Creo que no soy el único que estaba esperando este momento. Puede que las enrevesadas normativas, los nuevos motores, esos morros fálicos o las (habituales) tonterías de Ecclestone intenten acabar con el Circo, pero llega Melbourne y aquí estamos, pegados como bobos al televisor, esperando un adelantamiento imposible, una remontada épica, o una bacanal bajo el agua.


Este año, más que nunca, ni Sandro Rey atinaría con las predicciones. Todo parece indicar que Mercedes ha conseguido el coche más rápido, pero sólo los Grandes Premios nos lo confirmarán. Y la fiabilidad? Ay, la fiabilidad...

Newey maquinando.

Otro año más Alonso intentará convencerme de que es el mejor piloto de la parrilla, pero esta vez tendrá de compañero en Ferrari a unas manos endemoniadamente talentosas, las de Kimi Räikönnen. Con el rendimiento de Red Bull en entredicho, Vettel debe tirar del carro; pero los candidatos de momento son el talentoso Lewis Hamilton y Nico Rosberg, que sube un peldaño cada temporada, sorprendiendo a propios y extraños. McLarenWilliams, Lotus, FI, TR... una incógnita absoluta.

Kimi de resaca.

Con el estado de Michael Schumacher en la mente de todos, este año promete mucha diversión, aunque muchísimo menos ruido. Personalmente lo echaré en falta. Quién nos lo iba a decir, el downsizing ha llegado al Circo de la Fórmula 1! Ya casi me veo corriendo el año que viene con mi 1.4 turbo. Ahí lo dejo caer...


Al lío: Comienza el espectáculo


Rugen arrancan los motores y tras una salida extrañísima, con colisión de por medio y varios abandonos incluídos, como el de Hamilton y el de Vettel, Rosberg se afianza en el liderato mientras se rueda a varios segundos de los tiempos de la temporada pasada. El sonido, o la ausencia del mismo, se hace raro cuanto menos y los pilotos que sobreviven a la escabechina inicial, no sabemos si intentan ahorrar combustible o van dando todo lo que tienen. Ni el silbido característico de las caracolas logra alegrarnos un poco los oídos.

Ricciardo te está comiendo la tostada, colega.

Cuando mejor iba el Williams y Bottas intentaba meterle el morro a Alonso, el finlandés ha provocado la salida del Safety Car y un mareante baile de paradas a boxes tras desllantar a causa de un toque; donde el gran beneficiado fue, como casi siempre, el más listo de la clase, Jenson Button. Valtteri pese al susto, ha protagonizado una carrera brillante, remontando de nuevo hasta hacerse con su sexta posición final.

Mis dies, Martini.

Queda claro que Red Bull sigue ahí y que los equipos con motores Mercedes corren que se las pelan y en cuanto al graining, parece que Pirelli ha mejorado bastante en este aspecto, aunque tampoco era muy complicado.

Rosberg (Mercedes) con una carrera perfecta, se ha hecho con la victoria, seguido de un gran Ricciardo (RBR) y los dos McLaren (Magnussen y Button). Fernando ha cerrado el quinteto y Kimi ha quedado en una discreta octava posición. Grandes debuts y un gran número de pilotos jóvenes arriba.

Esto no ha hecho más que empezar...


Bonus: El vídeo con el que Red Bull Racing nos intenta explicar el lío que es esta temporada de la mano de Daniel y su eterna sonrisa:



Actualización: Todos los pilotos del segundo puesto en adelante ganan una posición tras ser descalificado Daniel Ricciardo por excederse con los litros de combustible. Al menos disfrutó del podio en su casa...

Artículos relaccionados:

No hay comentarios:

Publicar un comentario