viernes, 28 de septiembre de 2012

Mirar fotos de animalitos mejora la concentración

Me ha parecido ver un lindo gatito

Gaticos, monetes o cualquier otro animal bebé. Así lo demuestra un estudio realizado por la Universidad de Hiroshima (Japón, dónde si no...). Ya se sabía que las imágenes de crías de animales provocan en los humanos el impulso de cuidar de otros e incluso fomenta la amistad pero ahora los investigadores han demostrado que esos impulsos se pueden trasladar a otras situaciones que requieran concentración y centrarse sobre aspectos concretos.

EL EXPERIMENTO

En una primera parte del experimento se pidió a 48 universitarios que realizaran un ejercicio basado en el juego Operación, quitar con unas pinzas 14 pequeñas piezas del cuerpo de un paciente sin tocar los bordes. Después de la primera ronda la mitad de los estudiantes vieron fotos de crías de animales (consideradas bonitas, que aunque las madres no lo quieran ver también hay bebés feos) y la otra mitad de animales adultos. A continuación repitieron el juego y el resultado fue que los estudiantes que vieron bebés consiguieron sacar más piezas correctamente mientras que la otra mitad apenas mejoró su rendimiento.

Tablero del juego Operación

Al igual que cuando los humanos hablan con bebés tienden a hacerlo más despacio, los investigadores creen que el visionado de las imágenes provocó en los estudiantes un efecto similar, frenando el comportamiento y mejorando así su precisión. Además de acentuar el impulso de no querer hacer daño al paciente de juguete.

En la siguiente parte del experimento se usaron a otros 48 participantes y se les pidió que observaran varios grupos de números para después responder cuántas veces salió un número determinado. A eso se le añadió la presión de acertar el número exacto en un periodo de tres minutos. Luego volvieron a separar a los participantes pero esta vez en 3 grupos. Dos de ellos vieron imágenes de bebés y el tercero vio imágenes de comida. El experimento confirmó los primeros resultados. Los dos grupos que vieron imágenes bonitas hizo mejor la prueba en la segunda ronda mientras que los que visualizaron fotos de comida no mejoraron.

EL RESULTADO

El estudio fue dirigido por la psicóloga cognitiva Hiroshi Nittono que concluye "El estudio muestra que las imágenes bonitas mejoran el rendimiento posterior en tareas que requieren cuidado del comportamiento, posiblemente por la reducción de la amplitud del foco de atención".

Te lo está diciendo claramente: Conceeeeentrate

No hay comentarios:

Publicar un comentario