jueves, 13 de septiembre de 2012

Cabinas de teléfono usadas como acuarios

Ya nadie usa las cabinas de teléfono públicas, ni siquiera Superman. Y ahí siguen, viendo pasar a  los transeúntes hablando por el móvil. ¿Qué hacemos entonces con ellas? A un grupo de artistas se les ha ocurrido transformarlas en acuarios y llenarlas de peces dorados, los conocidos como goldfish.

La idea es de cinco estudiantes de la Universidad de Arte y Diseño de Kyoto. Se hacen llamar Kingyobu que significa club del goldfish. En Japón se considera que este pez trae felicidad y prosperidad por lo que han repartido buenos sentimientos por distintas calles niponas. Sea cierto o no, lo innegable es que atrae todas las miradas.







1 comentario: