viernes, 6 de julio de 2012

Las fobias más raras

Numerofobia: miedo a los números. Algunos tienen su propia fobia como la tetrafobia, miedo al número 4 y la octofobia al número 8. Más común es la  triscaidecafobia que es el miedo al número trece. De esta última deriva la parascevedecatriafobia: miedo al viernes 13 o martes 13 en el caso de España. O mi favorito, hexakosioihexekontahexafobia, aversión al número 666.


Zoofobia: miedo a los animales. Por ejemplo, zemifobia es el miedo a los topos, alektorofobia a las gallinas, ictiofobia a los peces y mirmecofobia a las hormigas. 

Cromofobia o cromatofobia: miedo a los colores. Los que padecen xantofobia tienen miedo al color o a la pablabra amarillo, con melanofobia temes al negro, con leucofobia, al blanco, con eritrofobia, al rojo y con crisofobia al naranja.

Las fobias que alegarán tener los vagos: ambulofobia, terror a caminar; quifofobia es el  miedo a inclinarse o agacharse y la catapedafobia es el pavor a saltar.

Y las que pondrán como excusa los más fiesteros: clinofobia, el miedo a ir a la cama y la somnifobia (también llamada hipnofobia) que padecen los que temen dormir.

Sesquipedalofobia o hipopotomonstrosesquipedalofobia: miedo a las palabras largas. Hay que tener mala leche para ponerle ese nombre ¡quien la sufre no puede ni decir que la sufre!

Otras fobias bien raras son la peladofobia: miedo a la gente calva; pogonofobia: miedo a las barbas; homiclofobia o nebulafobia: miedo a la niebla (mejor no vivas en Londres); metrofobia: a la poesía; geliofobia: a la risa. Y la alliumfobia: miedo irracional a los ajos.

Pero sin duda la fobia que se lleva la palma es la fobofobia, es decir, tener fobia a las fobias. Si esto no es rizar el rizo...

Vía | Fobias.net




No hay comentarios:

Publicar un comentario