lunes, 2 de abril de 2012

Pintando sobre la arena

¿Quién no ha hecho algún garabato sobre la arena mojada, aunque solamente fuese escribir su nombre? El artista Andrés Amador ha encontrado en las playas los mejores lienzos y con la ayuda de un rastrillo de jardinería dibuja en ellas patrones inspirados en la naturaleza.


En una entrevista, Andrés reconoce que le gusta pintar en la arena porque las condiciones son distintas cada vez que visita una playa además de ahorrarse el buscar un sitio donde almacenar sus obras una vez terminadas.


Con la ayuda de Google Earth busca las calas de California donde realizar su trabajo. Antes de comenzar una obra estudia detenidamente el tiempo que transcurre entre las mareas, lo que determina de cuánta arena mojada dispondrá. 


Estos dibujos pueden llevarle hasta 2 horas y le gusta que más gente trabaje con él. Algunas de las espirales que hace tiene unos 20 metros de diámetro.


Parte del encanto de este trabajo es su belleza efímera puesto que sus obras duran hasta que suba la siguiente marea.



No hay comentarios:

Publicar un comentario